VALOR UNIVERSAL EXCEPCIONAL


En 1986, Cáceres, concretamente la llamada Ciudad vieja de Cáceres, es declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Recientemente, pues, se han cumplido 30 años y es oportuno e interesante recordar cuál fue el contenido, siquiera una síntesis, de la citada declaración y de los motivos que obraron para ello.




VALOR UNIVERSAL EXCEPCIONAL

El caso antiguo de Cáceres es un conjunto urbano de 9 Ha, rodeado por un muro de 1.174 m., situado en la Comunidad Autónoma de Extremadura, en el suroeste de la Península Ibérica.

Cáceres ha sido una ciudad de ruta comercial y un centro político de los nobles locales durante muchos siglos. Desde tiempos prehistóricos, personas de diferentes culturas se han reunido en Cáceres y han formado sus fuertes raíces históricas. Los asentamientos pre-romanos ocuparon la trama original, seguida por el pueblo romano, árabe, judío y cristiano.

La influencia y los restos de estas culturas se pueden observar y estudiar en el conjunto amurallado de Cáceres, con una amplia variedad tipológica y constructiva que va desde la arquitectura popular a palacios, con su sobriedad característica, y torres de la nobleza gótica y renacentista. La historia de la ciudad, de las batallas entre los moros y los cristianos, se refleja también en la arquitectura, que es una mezcla de romano, islámico, gótico del norte y estilo renacentista italiano. Esta propiedad también incluye edificios religiosos dignos de mención, tales como iglesias, ermitas y conventos.

Cáceres es un destacado ejemplo de ciudad gobernada, de los siglos XIV a XVI, por poderosas facciones rivales, reflejadas en su configuración dominante de casas fortificadas, palacios y torres. Esta ciudad de Extremadura lleva las huellas de influencias muy diversas y contradictorias.  El diseño urbano en el área dentro de los muros es un ejemplo de una ciudad medieval, que ha dado forma a su aspecto actual durante siglos.

La investigación multidisciplinar de las últimas décadas ha permitido comprender mejor la evolución y las transformaciones sustanciales de Cáceres, las técnicas de construcción documentadas en la ciudad amurallada e identificado una rara unidad estructural en el oeste del conjunto histórico.

Criterio III.
Llevar un testimonio único o, por lo menos, excepcional de una tradición cultural o de una civilización viva o desaparecida.

Las murallas de Cáceres dan testimonio excepcional de las fortificaciones construidas en España por los almohades. Frente a la torre de Espantaperros de Badajoz y a la torre del Oro de Sevilla, la torre Mochada de Cáceres forma parte de un conjunto de murallas y torres, conservado en gran parte y representativo de una civilización.

Criterio IV.
Ser un ejemplo sobresaliente de un tipo de edificio, conjunto arquitectórnico o tecnológico, o paisaje que ilustra etapas significativas de la historia de la Humanidad.

Cáceres es un ejemplo destacado de una ciudad gobernada durante los siglos XIV a XVI por potentes facciones rivales, de modo que las casas fortificadas, palacios y torres dominan su configuración espacial. Esta ciudad de Extremadura es única por sus características históricas, que desde la Edad Media hasta la época clásica presentan rasgos de influencias muy diversas y contradictorias, como el gótico norte, el islam, el renacimiento italiano y las artes del Nuevo Mundo.

Integridad.

Todos los elementos necesarios para transmitir el Valor Universal Excepcional de la propiedad se encuentran dentro de sus límties. El conjunto arquitectónico y los muros circundantse, caracterizados por la presencia de casas-fortaleza, palacios y torres, conservan un alto nivel de integridad material. El círculo defensivo es un elemento de poder físico y visual significativo.

La propiedad no enfrenta grandes amenazas a los atributos que transmiten el Valor Universal Excepcional. Las acciones público-privadas en favor de la preservación y mantenimiento de la propiedad son fuertes y el Plan Especial de Revitalización y Protección del Patrimonio Arquitectónico de la Ciudad de Cáceres garantiza que se sigan cumpliendo las condiciones de integridad y autenticidad.

Autenticidad.

La autenticidad de la propiedad se mantiene en gran medida en la ciudad gótica-renacentista, con una gran cantidad y calidad de las construcciones de la nobleza del siglo XV y casas-palacio del siglo XVI, con una cantidad significativa de la albañilería de granito todavía preservado. Cáceres aún mantiene un número considerable de edificios que dan testimonio de las nobles batallas y la paz generada por la unificación de los diferentes reinos por el Rey y la Reina Católica. Éstos se pueden interpretar fácilmente gracias a la conservación de la disposición, la forma y el diseño.

La muralla de Cáceres expresa la influencia de las diferentes culturas que se asentaron en este lugar, desde la época romana republicana tardía hasta la dominación cristiana, a través de los diferentes diseños y materiales utilizados en cada pared. Por ejemplo, la poliorcética musulmana, principalmente durante la fase almohade, cuando el muro preexistente fue remodelado, añadieron las características torres defensivas. Se agregaron nuevas torres (Púlpitos) y otras (Bujaco) se modificaron durante la época cristiana medieval.

Requisitos de protección y gestión (inscripción de modificaciones menores en 2016).

La gestión de la propiedad es responsabilidad de las Administraciones Públicas competentes, del Ayuntamiento de Cáceres y de la Junta de Extremadura. El Plan Especial de Revitalización y Protección del Patrimonio Arqueológico de la Ciudad de Cáceres, la Ley 2/99, de Patrimonio Histórico y Cultural de Extremadura y la Ley 16/1985, de Patrimonio Histórico Español, constituyen el marco legal y regulatorio.


FUENTE:

UNESCO. World Heritage List.


Suscribete

Jose Luis Hinojal Santos

Cáceres... en sus piedras es un mundo que rescato del olvido, para nuestro recuerdo y para acariciar nuestra imaginación con las mil y una historias que laten en sus viejas calles, vivir y sentir el aire quieto y sugerente de sus palacios y de sus templos como yo lo vivo y lo siento. Es el oxígeno necesario para mi alma de escritor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram