DETERIORO DEL ARCO DEL CRISTO


Hace unas fechas, mi buen amigo Pedro Moreno Rey, daba un importante toque de atención sobre la situación de los sillares del Arco del Cristo, Puerta del Río o del Concejo, que por los tres nombres es conocida.

Esta antigua entrada a Norba Caesarina ha soportado poco más de dos mil años los avatares y el desarrollo de la colonia, de la villa y de la ahora ciudad de Cáceres, constituyendo uno de los pocos restos íntegros del periodo romano. En parte porque, si bien fue durante bastantes siglos, la principal del intramuro cacereño, orientado en tiempos convulsos hacia donde estaba el preciado agua del arroyo de la Madre, caería a la salida del Medievo en el ostracismo en el que parece estar hoy...

...¡por todos!





Sus sillares están enfermos. Necesitan de una actuación que evite que las lluvias, los vientos y otros agentes los vaya mermando. Cada año se puede observar, últimamente de manera más perceptible, cómo su antiguo volumen y su estética de fortaleza y firmeza, van desapareciendo por el desconocimiento y la dejadez ante este hecho que, de continuar, provocará a medio plazo, un mal irreversible, cuando no una acuciante sensación de que, en cualquier momento, este tesoro de nuestro patrimonio se venga abajo.

Os dejo un vídeo en el que lo primero pido disculpas por su baja calidad y nula edición, pues no es lo mío. Sólo espero que en él pueda observarse lo que es el objeto de esta entrada.



video


Suscribete

Jose Luis Hinojal Santos

Cáceres... en sus piedras es un mundo que rescato del olvido, para nuestro recuerdo y para acariciar nuestra imaginación con las mil y una historias que laten en sus viejas calles, vivir y sentir el aire quieto y sugerente de sus palacios y de sus templos como yo lo vivo y lo siento. Es el oxígeno necesario para mi alma de escritor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram