CON SOL FUERON Y VOLVIERON Y LA BATALLA VENCIERON


Brillan con luz propia dos escudos de los Solís en la casa del Sol. Cada cual a su manera: uno muestra su alegría y esperanza en el futuro; otro llora su enfado porque el pasado no fue el que debiera. Ambos recuerdan otros tiempos en que algunos de su linaje alcanzaron nombre y posición, cambiaron la historia de Cáceres y la dividieron en bandos enfrentados a muerte, manchando de sangre el suelo de la vieja villa.

Brillan los dos, al son de un lema:

- Con Sol fueron y volvieron y la batalla vencieron.


Cáceres escudo de los Solís


Reza la leyenda que tras una victoriosa jornada con el musulmán, el legendario rey don Pelayo creyó, no obstante, que la batalla mejor terminaría si se derramaba la última gota de sangre del enemigo, que ya se batía desordenadamente en retirada.

Mandó a un capitán suyo que, con tropa a su mando, fuera tras ellos y, sin dudarlo, les diera muerte para impedir que volvieran a formar ejército. Así, le dijo:

- ¡Bien vengáis, que con Sol is!

Pues horas de luz quedaban para rematar la victoria y no dejar, de aquella manera, que los infieles se repusieran y volvieran a plantar lucha.

Antes que el Sol se perdiera en la noche, volvió el encomendado a la tienda real, agotado y con sus defensas manchadas de sudor y sangre. Dio noticia al monarca que la partida había sido de su agrado, a lo que entendió don Pelayo que en los caminos del sur yacía el último de los combatientes del Corán, y expédito quedaba el territorio para que la Cruz avanzara poderosa por él.

En señal de recuerdo y gratitud por tan aventajado episodio, puso el rey al capitán y a los suyos el sobrenombre de Solís.

Y del legendario soldado provendrían la familia de los Solís de Cáceres, cuyo escudo luce en lo más alto de la villa.


Vi en sangre el sol dorado
derechos todos sus rayos.
A do dijo el rey loado
un dicho pronosticado
a sus varones Pelayos,
cuando todos se partieron:
- Bien vengáis que con sol is.
Con sol fueron y vinieron,
y do a los moros vencieron
puso el rey Solís.
Versos de Tirso de Avilés, sobre el origen de la familia Solís.


FUENTE:

HINOJAL SANTOS, JOSÉ LUIS. Historias y leyendas de la vieja villa de Cáceres (haz clic en el título).

Suscribete

Jose Luis Hinojal Santos

Cáceres... en sus piedras es un mundo que rescato del olvido, para nuestro recuerdo y para acariciar nuestra imaginación con las mil y una historias que laten en sus viejas calles, vivir y sentir el aire quieto y sugerente de sus palacios y de sus templos como yo lo vivo y lo siento. Es el oxígeno necesario para mi alma de escritor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Instagram